Buscar este blog

domingo, 12 de junio de 2016

Hechos posteriores. Polémica sobre su tratamiento, repercusión en las Cuentas Anuales y evaluación del riesgo de los activos.


Los hechos posteriores acontecidos después del cierre del ejercicio, se tratan en las siguientes normas:

-          Norma de Registro y Valoración 23ª del PGC.

-          Norma Internacional de Contabilidad 10. Hechos posteriores.

-          Norma Internacional de Auditoría aplicable a España 560. Hechos posteriores al cierre.

En todas estas normas, se clasifican los hechos posteriores en dos tipos distintos:

-          Los hechos posteriores que pongan de manifiesto condiciones que ya existían al cierre del ejercicio, deberán tenerse en cuenta para la formulación de las cuentas anuales. Estos hechos posteriores motivarán en las cuentas anuales, en función de su naturaleza, un ajuste, información en la memoria o ambos. Esto es aquellos que proporcionan evidencia sobre condiciones que existían en la fecha de los estados financieros. Dará lugar al registro de una provisión con cargo a la cuenta de resultados.

-          Los hechos posteriores al cierre del ejercicio que pongan de manifiesto condiciones que no existían al cierre del mismo, no supondrán un ajuste en las cuentas anuales. No obstante, cuando los hechos sean de tal importancia que si no se facilitara información al respecto podría distorsionarse la capacidad de evaluación de los usuarios de las cuentas anuales, se deberá incluir en la memoria información respecto a la naturaleza del hecho posterior conjuntamente con una estimación de su efecto o, en su caso, una manifestación acerca de la imposibilidad de realizar dicha estimación. Esto es aquellos que proporcionan evidencia sobre condiciones que surgieron después de la fecha de los estados financieros.

En consecuencia, el tratamiento debe ser distinto, según el que el hecho posterior acontecido se refiera a una situación existente a la fecha de cierre o no. Y también sobre el hecho importante de que pongan de manifiesto condiciones que ya existían al cierre del ejercicio y que se tenían que haber tenido en cuenta en el cierre (error en las estimaciones), o que no existían al cierre del ejercicio y que ahora se añade nueva información (cambio en las estimaciones).

En algunos casos, que la situación a la que se refiere el hecho posterior, ya exista o no a la fecha de cierre, no es tan sencillo, y puede acarrear problemas de interpretación.  Por ejemplo un siniestro acontecido posteriormente a la fecha de cierre y antes de la formulación de las Cuentas Anuales, ¿existe esta situación a la fecha de cierre?, el activo existe desde luego, pero ¿debe verse afectada la valoración del activo?, o más bien debe suministrarse cumplida información en la memoria, sin que afecta la valoración del activo.

En mi opinión habría que tener en cuenta los riesgos que generan los activos, y determinar si estos están cubiertos a la fecha de cierre o no.

No hay que olvidar que los activos que generan rentabilidades están sujetos a riesgos. El experto contable y también el auditor deben analizar si estos riesgos están cubiertos en el  cierre del ejercicio.

Si los riesgos sobre los activos están cubiertos, en principio no hay problema. El problema se presenta cuando estos riesgos no están debidamente cubiertos. Por ejemplo un inmueble no asegurado.

Ante los hechos posteriores acontecidos tras el cierre, por ejemplo si se produce un incendio de la nave el año siguiente antes de la formulación de las cuentas anuales; en principio, es un hecho posterior que se produce después del cierre del ejercicio, en consecuencia, en principio no afecta a la situación patrimonial existente en el la fecha de cierre, sino posteriormente, por lo que en una primera interpretación no se debería modificar el balance ni la cuenta de resultados y, en su caso, se proporcionaría información en la memoria si este hecho es significativo.

Pero analizando un poco más este hecho, en mi opinión, deberíamos tener en cuenta si el riesgo sobre este activo se encuentra cubierto y asegurado, o no, a la fecha de cierre. Según nos encontremos en una situación o en otra, el tratamiento del hecho posterior debería ser diferente.

Por ejemplo, si la nave estaba asegurada y el riesgo cubierto, el hecho comentado no debe afectar a la situación patrimonial ni a los resultados en el momento del cierre, sino que su efecto debe reconocerse en el ejercicio siguiente (cuando acontezca el hecho) y en el momento del cierre se debería informar en la memoria, pero sin más transcendencia en el ejercicio que se cierra.

Ahora bien, si el riesgo sobre el activo no estuviera asegurado, en mi opinión, la cosa cambia, pues en este caso, este riesgo no asegurado ha concluido con la pérdida del activo, y como consecuencia de ello, la provisión debería registrarse en el cierre del ejercicio afectando al balance y a la cuenta de resultados del ejercicio que se cierra.

En definitiva, quiero decir con esto, que si los hechos posteriores tienen efecto sobre activos no asegurados, estos hechos aunque han sucedido en el ejercicio siguiente, se refiere a una situación de riesgo del activo en el momento de cierre, y si se tiene constancia posteriormente de que este riesgo se ha materializado en una pérdida, debe cargar el ejercicio que se cierra con esta pérdida contabilizando la provisión oportuna.

De igual modo, podríamos tener en cuenta los riesgos de insolvencia de clientes. Me explico, contablemente el riesgo de crédito se puede tratar de dos modos distintos:

-          Método de dotación especifica de riesgos: Tratamiento del riesgo evaluando el mismo de  forma individualizada para cada cliente pendiente de cobro.

-          Método de dotación global: Tratamiento del riesgo de forma globalizada estimando un riesgo total para todas las operaciones pendientes de cobro.

De tal modo que si se produce posteriormente al cierre el concurso de un cliente que tenía un saldo pendiente a la fecha de cierre, este hecho posterior afecta sin duda a a la situación patrimonial existente a la fecha de cierre, pero su tratamiento en mi opinión debe ser distinta, según que:

-          El método de dotación del riesgo de crédito sea específica. En este caso, el riesgo a la fecha de cierre no estaba cubierto, y como consecuencia de ello, deber registrarse el gasto y la provisión en el momento del cierre, al tener información adicional sobre la solvencia del cliente.

-          El método de dotación del riesgo sea global. En este cao, en mi opinión, en la provisión registrada con el método global, está cubierto el riesgo de crédito y como consecuencia de ello, no debería registrarse nada más, sino más bien, informar en la memoria si el hecho es significativo. Podríamos discutir en este caso, si la cobertura del riesgo realizado a la fecha de cierre es adecuada o no, y podríamos encontrarnos ante un “cambio en las estimaciones contables”, y afectar según la NRV. 22ª de forma prospectiva, y no tener efecto en el ejercicio anterior.


También en el caso de aplicación del método de dotación del riesgo especifico tendríamos que tener en cuenta los motivos por los cuales se produce el deterioro posterior, por ejemplo supongamos que el cliente entre en concurso y tenia un saldo en el momento del cierre y que no se haya hecho efectivo. En este caso nos podríamos encontrar en dos situaciones distintas en función de la causa por la que se ha producido el concurso:

1.       Que el concurso en el que entra posteriormente el cliente se realice por causas de tipo progresiva de su situación financiera, en cuyo caso podría argumentarse que el  concurso añade información adicional, sobre circunstancias que ya existían a fecha de cierre y por tanto merece un recalculo del mismo y ser ajustado.

2.       Que el concurso en el que entra posteriormente el cliente se realiza por un deterioro repentino de su situación financiera, por ejemplo porque que haya habido un siniestro en su nave. En este caso la información en nueva por lo que no se refiere a circunstancias existentes en el cierre y por lo tanto, bastaría con informar en memoria, sin realizar ajuste.
Espero haber podido realizar alguna aportación al problema de los hechos posteriores, o por lo menos con esa intención se ha realizado este trabajo.

Un saludo cordial.

Gregorio Labatut Serer


Director de los siguientes Postgrados de la Universidad de Valencia:

Diploma en Auditoría de Cuentas. Homologado por el ICAC como formación obligatoria para el acceso al ROAC. Online. http://cort.as/SADB

Diploma en Experto Contable con ERP. Homologado por el ICAC como formación obligatoria para el acceso al ROAC. Ha conseguido la máxima puntuación para el Registro de Expertos contables de AECE y AECA. http://cort.as/SACb

Diploma en Gestión financiera y contable de la Pyme con ERP. http://cort.as/SACr

Certificado de postgrado en técnicas de valoración de empresas y planes de viabilidad. Homologado por el ICAC formación obligatoria acceso ROAC. http://cort.as/SADT

Director de los próximos eventos organizados por la Fundación Universidad Empresa. ADEIT de la Universidad de Valencia, homologados por el ICAC para la formación de los auditores de cuentas:

Jornada presencial 25 de noviembre de 2016: “Novedades del cierre contable 2016 según la resolución del ICAC y sus implicaciones fiscales”. Homologada por el ICAC con 8 horas de formación en contabilidad para los auditores inscritos en el ROAC. http://congresos.adeituv.es/cierre16/ficha.es.html

Jornadas online y webinars: http://formacion.adeituv.es/homologacion-icac/jornadas-webinars/.

-          24/11/2016- Webinar - El nuevo informe de auditoría según la modificación de las nuevas NIA

-          01/12/2016 al 16/01/2017- Jornada sobre Normas Internacionales de Información Financiera.

-          12/12/2016 al 18/01/2017- Jornada Online- Tratamiento contable de las Entidades no lucrativas, de las fundaciones y su fiscalidad.
Webinar Análisis de los cambios normativos en los impuestos cedidos incorporados en la Ley de medidas fiscales de la Generalidad Valenciana para 2017. Fecha 15 de diciembre de 2016. http://formacion.adeituv.es/impuestos-cedidos/
,

2 comentarios:

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.