Buscar este blog

lunes, 10 de agosto de 2015

¿Cuándo acabaremos con la sangría de los “asesores políticos”?


Hace aproximadamente un mes y medio escribí un post titulado “La utopía del cambio político”.
En él poníamos de manifiesto la necesidad de luchar activamente contra la corrupción política. Y una de las medidas que en mi opinión no favorece esa lucha es el nombramiento a dedo de los altos cargos, asesores y demás responsables de direcciones generales, subdirecciones, gerencias, etc.

En el post se decían cosas como: “¿Quiénes eran nombrados?, pues los amiguetes del partido, del colegio, de la facultad, familiares, allegados, etc. Esto es, cuando hay un cambio de gobierno, hay personas que están esperando que les den un puesto de responsabilidad, con los consiguientes emolumentos, como es lógico”.
Este sistema de nombramiento digital no favorece en nada la lucha contra la corrupción, porque se coloca como responsable máximo a personas por su afinidad y “confianza” y no por su competencia profesional.

En definitiva, poco o nada, tiene que ver el nombramiento con la trayectoria profesional ni por el entendimiento, formación y experiencia en la materia del candidato, y además desde el punto de vista económico es una sangría que este país no puede ni debe soportar.
La pregunta es ¿asesores de qué?, ¿por qué motivo un político necesita seis o siete asesores?, en mi opinión para nada.

Vamos a ver, un político lo que debe hacer es política, y si es político se supone que sabe de política y tiene la suficiente experiencia y bagaje para poder hacer política.

¿Qué más necesita?, cuestiones administrativas, pues para eso están los señores funcionarios que entienden de cuestiones administrativas, y tiene todo un departamento a su disposición.

Si el político quiere otro tipo de asesores, como asesores de imagen, de marketing, etc, pues que se los pague él mismo de su bolsillo. Si quieren “palmeros”, que se los paguen también.

¿Va a cambiar algo con la toma de posesión de los nuevos gobiernos autonómicos y municipales?, pues parece que no.

No me importa el color del partido del político de turno. Me es igual que sean blancos o negros, porque al parecer todos actúan de forma más o menos similar, y en definitiva todo esto nos cuesta el dinero a los mismos.


No es el único caso, también se puede leer en “lasprovincias.com”,con respecto a la Comunidad Valenciana, lo siguiente: “Puig creará puestos de Alto Comisionado para los grandes temas

También se dice: “Los equipos negociadores de ambas formaciones cerrarán a lo largo de la jornada de hoy la estructura del segundo escalón, que estará formado por catorce secretarías autonómicas. Queda por conocer qué número de directores generales de cada área se mantienen, para conocer el número final de altos cargos del nuevo gobierno”.

Sí, sí, todo esto a cargo del erario público, que es infinito.

¿Cuándo acabaremos con la sangría del nombramiento de asesores?

Un saludo cordial para todos y feliz verano, veremos qué pasa en Septiembre.

 Gregorio Labatut Serer

 
,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.