Buscar este blog

domingo, 30 de septiembre de 2012

Se prepara una nueva actualización de Balances para 2013, ¿se acogerán las empresas?

Parece que prevé el Gobierno prepara una nueva actualización de Balances para 2013, según se desprende del proyecto de Ley de Presupuestos para el ejercicio 2013, que se presentó el pasado jueves. Por este motivo el Gobierno pretende recaudar 300 millones de euros.

Espero sinceramente, por el bien de nuestro país que no suceda como parece va a suceder con los 2.500 millones que se espera recaudar de la llamada “amnistía fiscal”.

En la página web de La Moncloa puede verse con respcto a la Ley de Actualizaciónde Balances para el ejercicio que viene, lo siguiente:
 
"MEDIDAS TRIBUTARIAS

El Consejo de Ministros ha aprobado, junto a los Presupuestos Generales del Estado para 2013, un Proyecto de Ley de medidas tributarias con el fin de consolidar las finanzas públicas e impulsar la actividad económica.

Dentro de este paquete de medidas, el Gobierno permitirá en 2013 la actualización monetaria por parte de las empresas del último balance aprobado por ellas. Se trata de adaptar los valores contables a la evolución de la inflación. Con ello se evitan tensiones inflacionistas en las empresas y a la vez que se acerca el valor contable al valor de mercado. La actualización tendrá carácter voluntario, se extenderá tanto a personas jurídicas como físicas y estará sometido a una carga fiscal del 5 por 100 del importe de la actualización. Abarcará el activo del inmovilizado material y los arrendamientos financieros.

El importe de las revalorizaciones contables se llevará a una cuenta específica de reserva de revalorización. Posteriormente, se podrá destinar esta cantidad a la reducción de resultados contables negativos, a la ampliación del capital social o a reservas de libre disposición. Por tanto, la medida permitirá también potenciar la financiación interna de las empresas al mejorar su capacidad de acceso al mercado de capitales y de deuda.

Los coeficientes de actualización se establecerán reglamentariamente para su aplicación sobre el precio de adquisición y amortizaciones. La actualización de balances es una medida que se realiza con cierta periodicidad. Las últimas fueron aprobadas en 1983 y 1996.

Por otra parte, y de forma temporal para 2013 y 2014, Hacienda limitará la deducibilidad fiscal de las amortizaciones del inmovilizado material realizadas por grandes empresas. Será de un 70 por 100 del máximo previsto en tablas. La medida tendrá efectos en 2013 a través de los pagos fraccionados. Quedan excluidas las pymes y micropymes, que podrán amortizar normalmente".

La última actualización de balances, se produjo en 1996, y fue un total fracaso, pues muy pocas fueron las empresas que se acogieron, principalmente inmobiliarias. En aquel momento se tributaba un 3 % sobre las revalorizaciones, ahora se pretende recaudar 300 millones de euros, mediante una tributación del 5 % sobre las posibles plusvalías. Si en 1996 tributando un 3 % fueron muy pocas las empresas que se acogieron, ¿se van a acoger ahora las empresas si van a tributar un 5 % y ya casi no quedan inmobiliarias?

Si nos fijamos en los balances de las empresas, las partidas del inmovilizado que quizá puedan tener una mayor impacto dentro de las posibles plusvalías, es el del inmovilizado material, y dentro del inmovilizado material, los inmuebles, pero yo me pregunto: ¿existe realmente plusvalías en los inmuebles?. Que se lo pregunten a la Banca, y más concretamente a Bankia, a ver que piensan.

Además, ya casi no quedan inmobiliarias, que fueron las que en mayoría se acogieron en 1996.

Viendo que la actualización será voluntaria, me sigo preguntando, ¿se van a acoger las empresas a esta revalorización, si encima les va a costar un 5 %?

No lo veo.

Un saludo para todos los amables lectores

Gregorio Labatut Serer
,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.