Buscar este blog

viernes, 29 de agosto de 2014

¿Cómo se solucionan las quejas en democracia? Con las urnas.


Leo en los periódicos, leo los comentarios en las redes sociales, oigo a los compañeros en las tertulias. Todos estamos enfadados con la gestión que realizan de los intereses públicos nuestros políticos. Todos nos quejamos de la destrucción de la sociedad del bienestar, todos nos quejamos de las pérdidas que estamos teniendo todos en el derecho a la sanidad, a la educación, a la vivienda, al trabajo, etc.
Todos nos quejamos y nos quejamos, y cada cuatro años vamos a las urnas a votar, y no pasa nada, todo sigue igual, es como una pesadilla en la que cada vez la gestión de lo público es más dudosa, surgen más escándalos de fraude en la gestión del dinero público. Políticos que pensábamos que eran la imagen de la honorabilidad, se desploman y resultan ser unos defraudadores al erario público, tienen el dinero en paraísos fiscales, cobran comisiones ilegales a los empresarios, que son los que junto a los trabajadores los que producen en este país. Un político no produce nada, gestiona lo que otros producen, es un gestor de nuestras aportaciones al erario público.

No me vale la excusa de que es la crisis. Ya llevamos muchos años con la crisis, el problema está en cómo la gestionan los políticos.

Un político debe ser integro, intachable, porque es el depositario de nuestra confianza en que su gestión supondrá mejoras para el futuro, para nuestros hijos y nietos. No los elegimos para que se enriquezcan. El político que elige la política para enriquecerse, que se vaya, no le votemos. El político que cobra comisiones, que se vaya, no le votemos. El político al que se le descubre dinero no declarado en paraísos fiscales, que se vaya, no le votemos. El político que ha metido o quiere meter mano en la “caja común” que se vaya, no le votemos. El político que no sea ejemplar ni integro, que se vaya, no le votemos.

Si encima de que hay crisis, los gestores de la economía nacional, se quedan con lo que no es suyo, o se autoimponen sueldos de vértigo, o se reúnen de amigues que llaman asesores, si despilfarran lo poco que hay, ¿Qué clase de gestor es?,  yo creo que eso tienen un nombre: Caradura.
¿Qué significa eso de asesores?, para eso están los funcionarios de carrera. Si yo fuera un político y no supiera lo suficiente sobre un tema, y tuviera que pedir asesoramiento, lo haría consultando al funcionario de carrera de turno, no a un amiguete a quien nombro asesor. Los asesores de los políticos deben ser los funcionarios de carrera, que para eso ganaron una oposición, y se supone que son los que más saben y mejor preparados e informados están sobre un tema en concreto.

Eso de que el dinero público no es de nadie, no es cierto, el dinero público es de todos nosotros, y nos cuesta mucho, mucho de ganar, para que unas personas sin escrúpulos lo despilfarren o lo gestionen mal, o lo que es peor, se lo queden.
Apartemos a los corruptos. Si en un partido político hay corruptos no le votemos. No vote por favor a un partido que está bajo sospecha de corrupción. No importan las siglas de partido, importan las personas que hay en el partido. Eso es lo que importa.

Otro tema es el aforamiento. ¿Aforamiento para qué?, ¿para que no puedan ser juzgados posteriormente?, ¿para entorpecer a la justicia?. El aforamiento no debería existir, todos debemos ser iguales ante la justicia. Los políticos no deben estar protegidos por el escudo del aforamiento.

El voto en democracia es muy importante, estamos nombrando a los gestores de la economía durante los próximos cuatro años, y eso es importantísimo. Nos tenemos que mentalizar, todos nosotros, en no dar el voto a cualquiera, sino a alguien que nos ofrezca garantía con un programa político adecuado y que después cumpla. Y si no cumple, dentro de cuatro años se le castiga duramente, no queremos a personas que no cumplan lo que prometen, o que prometan cosas que luego son imposibles de cumplir.
Tenemos que dar un paso adelante y olvidarnos de las izquierdas y las derechas. Es igual el color de que se trate, lo que nos debe importar es las personas que hay detrás de las siglas, y si nos merece confianza o no, si son íntegros o no, si son ejemplares o no.
Si un partido, por muy grande que sea no merece nuestra confianza, hay que abandonarlo.
Los votantes no tenemos compromisos firmados con nadie, no somos seguidores de nadie. Solamente tenemos que defender nuestros intereses, y nuestros intereses es la gestión que se hace con nuestro dinero. Al fin y al cabo pagamos nosotros. Los votantes somos los clientes, somos los que compramos. No tenemos por qué ser fieles a unas siglas, si en dichas siglas hay corruptos. No debemos tirar piedras contra nuestros propios intereses.

Esto no es un equipo de futbol, donde se lleva en la sangre los colores, aquí no se lleva en la sangre nada, lo que único que estamos haciendo es elegir a nuestros gestores durante los próximo cuatros años. No tenemos compromisos previos con nadie, o no debemos de tenerlos. Hace muchos años que acabó la guerra civil española, y las heridas que se abrieron entonces deben quedar cicatrizadas. Nuestros abuelos dieron la vida por un mundo mejor, no un mundo donde campe la corrupción, el despotismo, el aprovechamiento, etc.
Eso de que elegimos a los nuestros, es mentira, no hay nuestros, hay personas que pueden ser corruptas o no. Y en España, quiero pensar que no todos somos corruptos. Deben existir políticos íntegros, y a ellos también les digo que si militan en un partido de corruptos, deben de abandonarlo, y son ellos los políticos honrados los primeros que deben señalar con el dedo a los corruptos. Porque de locontrario están encubriéndolos. Y el encubrimiento es un delito. No tenemos que ser encubridores de nada y los políticos honrados son los primeros que no deberían encubrir a nadie.
Un político honrado debería negarse ir en una lista con corruptos.
Mis amigos no deben ser corruptos, y si lo son no son mis amigos.
Tenemos que superar aquello de que “bueno son corruptos todos, pero en todo partido hay corruptos, así que como son de los míos, los voto porque no hay nada mejor” ¡Qué gran error¡. ¡Eso es mentira¡ Es como pensar que todos somos corruptos.
Los votantes no somos de nadie, simplemente estamos eligiendo a personas que van a gestionar nuestro dinero en el futuro. Si pienso que un partido donde hay corruptos es de los míos, es como decir que yo también soy corrupto, es como decir que estoy de acuerdo con lo que hacen. Es como decir que soy encubridor.

El problema de las listas cerradas. Hay que acabar con eso, se debe votar a personas, no a listas. Las listas son como escudo para los corruptos. Bueno, si soy corrupto y voy en una lita, pues vuelvo a salir.
Para esto hay dos soluciones:
1. Acabemos con las listas y votemos nombres.
2. Que los partidos íntegros abandonen las listas y propongan listas abiertas y que elija el votante.

Siempre hay algo mejor, debemos ser exigentes con los políticos que votamos.
Si vamos a comprarnos un coche, nos lo pensamos mucho, vemos los pros los contras de cada marca, lo que cada fabricante nos ofrece. No compramos una marca determinada porque es de las mías y la he comprado siempre, si se demuestra que el binomio calidad-precio no es el más adecuado, no compro esa marca de coche y compro otra. Siempre estamos a tiempo de cambiar.
Entonces, cuando tengamos que elegir a un político o unos políticos que son los que van a toma las decisiones en los próximos cuatro años sobre sanidad, educación, vivienda, trabajo, etc. nos lo tenemos que pensar mucho, y si tradicionalmente he votado una cosa, y se demuestra que no es de mi agrado,  pues ahora cambio el voto, no pasa nada con cambiar el voto. Es un acto de responsabilidad que realizo con mis hijos, pues de ello depende el bienestar de nuestros hijos, de las decisiones que tomemos ahora en las urnas.

Es una gran responsabilidad que recae sobre nosotros y de la cual depende el futuro.
¿Contrataría Vd. como administrador de la finca a un ladrón?

Un gran saludo para todos, y pensemos que cuando vayamos  a las urnas debemos elegir a personas honradas que van a gestionar nuestro dinero durante los próximos cuatro años.

Gregorio Labatut Serer
,

3 comentarios:

  1. En mi opinión el 99% de las opiniones que se expresan sobre los políticos españoles, parten de una serie de premisas erróneas:

    1. LOS POLÍTICOS SON TODOS IGUALES. Esta es sin lugar a duda, la afirmación más tajante que se escucha en los últimos tiempos. Craso error. Los políticos son ante todo, seres humanos y como tal se comportan. Hay muchos políticos corruptos, vagos, sinvergüenzas, pésimos gestores,etc.., pero hay por lo menos otros tantos que son Trabajadores, Honrados, Desinteresados y que ayudan al prójimo, porque así lo creen. Estos políticos "decentes" se sienten avergonzados e incluso amenazados, cuando van a ejercer sus obligaciones; se sienten insultados, ridiculizados, etc.

    Hay que juzgar a los políticos por sus acciones, no porque sean de derechas o de izquierdas. Esto es lo más urgente y necesario, en mi opinión.

    2. LOS POLÍTICOS SON INNECESARIOS. Esta es otra premisa errónea: Necesitamos gestores de las finanzas y los poderes públicos. Esta gestión ha de ser llevada a cabo por políticos y su conjunción con personas preparadas para llevar a cabo la mejor gestión posible del dinero público. Es necesaria la suma de la acción política con la inteligencia y el buen hacer de los profesionales.

    3. LOS VOTOS NO SIRVEN PARA NADA. Otra premisa errónea. Los votos son del todo necesario: son válidos y sirven para cambiar gobiernos y gobernantes. Los políticos van evolucionando paralelamente a la sociedad que los elige. Suele decirse que "cada pueblo tiene el gobierno que se merece".

    Una vez hechas estas puntualizaciones, simplemente aclarar un par de cosas: Desde hace 5 años atrás (y hoy sigue ocurriendo lo mismo), lo normal era el robo, el saqueo de las arcas públicas, y el despertarnos cada día con un nuevo escándalo económico, asociado a una acumulación de millones en las manos de los gestores. La gran mayoría de la sociedad española se quejaba, PERO MIRABA PARA OTRO LADO. Era mejor mirar hacia otro lado, y estar ocupados con el fútbol, con programas como Gran Hermano, o simplezas de igual calado. Quiero decir con esto ( a pesar de que sé que no gusta oirlo) que la sociedad española ha sido coparticipe de todo lo que nos ha pasado. Los gobiernos, TODOS, tratan por lo general, de aborregar a las masas, confundirlas, guiarlas hacia donde quieren, para perder de vista el objetivo que realmente nos debería de ocupar: nos acostumbraron a creer que la realidad es la que salen en las televisiones o en los medios de comunicación: MENTIRA.
    ¿Por qué la sociedad no se ha molestado en Leer, Informarse, Investigar, acudiendo a diversas fuentes (y no solo a las que nos interesa)?

    La sociedad española, NO ha superado la división creada en la guerra civil española, más bien al contrario: las posiciones políticas se están radicalizando...y la prueba la estamos empezando a notar, pero la notaremos sin duda, en las próximas elecciones municipales de Mayo de 2015.

    La sociedad española ha sido muy hipócrita en general. Cuando todo "ha saltado por los aires", es entonces cuando nos hemos dedicado a criticar el sistema político, a los políticos, las instituciones establecidas....ahora parece que todo es malo...ya nada vale, mejor lo desconocido. Ojo con estas simplezas o pagaremos las consecuencias.


    La sociedad española es sin duda, una de las mejor preparadas en Europa. Tenemos medios, posibilidades, pero no los sabemos utilizar. El día que seamos críticos, votemos con la cabeza, nos olvidemos de si uno es un facha y el otro un comunista, votemos con rigor y no por el color de las siglas, y creamos en nuestras posibilidades, ese día España se convertirá en una potencia como merece. Hasta entonces, todavía nos queda mucho que caer...ojo al Mayo de 2014. Hablaremos.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Parece un calco, la situación que se describe, de lo que actualmente ocurre en el Perú. El 5 de Octubre son las elecciones municipales y regionales. Podemos seguir ese mismo rumbo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte entonces, y saludos cordiales desde España.
      Gregorio

      Eliminar

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.