Buscar este blog

sábado, 25 de enero de 2014

Qué está sucediendo con Deloitte y la auditoría de Bankia? Exigimos más transparencia.



Seguíamos leyendo lo siguiente: “El expediente abierto a Deloitte por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) por sus trabajos en Bankia en el momento de la salida a bolsa a mediados de 2011 no puede ser más demoledor. El organismo dependiente del Ministerio de Economía cree que violó la independencia debida.

Una actuación por la que la auditora se expone a una retirada de la licencia operativa y baja definitiva del registro oficial del sector o una multa de hasta el 6% de sus ingresos por la verificación de cuentas en el último año, es decir, un máximo de 14 millones”.

Vamos, que el ICAC abrió un expediente a Deloitte, con motivo de la auditoría de Bankia que dió lugar a su salida a bolsa, recordando que un año después de la salida a bolsa, se produjo el “cataclismo de Bankia”, y el mismo auditor reconoció unas pérdidas de 2.500 millones de euros. Situación que parece ser no sucedía en el momento de la salida a Bolsa. Esto dió mucho que hablar, porque ¿Cómo se podía explicar que en poco más de un año Bankia pasará de ser “la perla de la corona” con todos los beneplácitos de los supervisores, a ser una “sociedad quebrada”, lo que repercutió en los bolsillos de todos los españoles.

Todo esto estaba en manos del ICAC, organismo dependiente del Ministerio de Economía, que expedientó a la auditora y estaba investigando lo sucedido.

Yo me pregunto, ¿Cómo quedó el tema de Deloitte?, ¿Cómo ha quedado el expediente?, pues bien, acabo de leer en CincoDias.com: El ICAC suspende el expediente a Deloitte por la auditoría de Bankia. La firma auditora había alegado indefensión.


“Un informe de la abogacía del Estado con fecha 18 de diciembre solicitado por el Tribunal Contencioso Administrativo es la base para que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) se haya visto obligada a suspender, con carácter temporal, el expediente sancionador abierto por el ente dependiente del ministerio de Economía contra Deloitte por la auditoría de Bankia”.

Vamos a ver, después de leer la noticia, parece ser que “…Deloitte pidió al ICAC que admitiera como prueba determinados informes de peritos y expertos que la auditora pretendía aportar y que según su criterio determinaban que había actuado "con diligencia y de forma estrictamente profesional en la elaboración y supervisión de los estados contables de Bankia".

El ICAC no admitió estos informes, y Deloitte ha llevado el tema a instancia superior y “….Tras la admisión a trámite por el Tribunal Contencioso Administrativo, la Abogacía del Estado ha elaborado un informe de cuyo contenido se deriva la suspensión temporal que ahora ha decidido aplicar el ICAC”.

En definitiva, el Ministerio de Economía (instancia superior) ordena al ICAC que suspenda temporalmente el expediente a Deloitte.

Yo me pregunto, ¿no nos deberían explicar mejor este embrollo?, ¿Qué ha sucedido realmente?, ¿Por qué motivo el ICAC no puede seguir con su investigación?, ¿Por qué motivo se frena por instancia superior? Esto no me huele bien. Hay muchas cosas pendientes de explicar.

¿Qué está pasando realmente?

Fiscales que se oponen a ciertas imputaciones, instancias superiores que intervienen para que se paralicen investigaciones, deudas fiscales que no se sabe si son delito o no, presumibles rebajas en ciertas deudas fiscales, remodelaciones en la cúpula del ministerio de Hacienda, facturas simuladas que se admiten como gasto, etc.

¿Qué está pasando?

Seguro, seguro que alguien tiene la explicación.

Un saludo para todos,

Gregorio Labatut Serer

 



,

2 comentarios:

  1. Yo lo que creo (y estoy seguro) es que las grandes concluyen su trabajo de forma que legalmente y ante un juez, no al amparo de las Normativa de Auditoría, puedan justificar su trabajo.
    Ellos tienen el departamento legal en casa, y pueden pelear mejor una multilla (aunque sea de vario ceros) que el hecho de que se permitan cuestionar su trabajo.
    He tenido experiencias, que por desgracia, me confirman esto.

    Un saludo, Gregorio, y gracias por tú intento de luchar (al menos denunciar) estas desigualdades

    ResponderEliminar
  2. Al final habría que plantearse si las agencia de calificación y las auditorías sirven para algo; su supuesta independencia quizá sea menor que la que pueda ejercer en las mismas funciones una agencia gubernamental dependiente del ICAC.

    ResponderEliminar

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.