Buscar este blog

sábado, 29 de diciembre de 2012

Negocio bancario: banca comercial, banca de inversión y la Ley Glass-Steagall.


Buscando el origen de la crisis de las  Cajas de Ahorro me encuentro, gracias a un alumno,  con el interesante artículo” Laley Glass-Steagall se asoma desde Wall Street”, que recomiendo.
Hay que recordar que las Cajas de Ahorro nacieron bajo el paraguas de la banca comercial. Esto significa que recibían los depósitos y concedían créditos a particulares y a las pequeñas empresas (negocio poco arriesgado con márgenes no muy elevados). Todo iba bien, hasta que se mezcló el negocio de la banca comercial (el de las cajas de ahorro) con el negocio de la banca de inversión (inversiones agresivas y especulativas buscando altas rentabilidades). Todo el mundo sabe del binomio rentabilidad-riesgo.
Por lo tanto, en el negocio bancario, no es conveniente mezclar una cosa con la otra, puesto que:
-        Banca comercial: Toman depósitos de los pequeños inversores (particulares y empresas) y los colocan en créditos concedidos a los mismos, a particulares y pequeñas empresas. El crédito fluye hacia los particulares y hacia las pymes, y el riesgo está controlado y la rentabilidad no es muy elevada. 
     
El negocio estaba localizado en una región o una zona muy concreta, y lógicamente este negocio merece la protección pública.
-        Banco de inversión: Toman créditos de grandes inversores (inversores institucionales) y los colocan en inversiones especulativas arriesgadas. Se trata de un negocio mucho más arriesgado debido a la especulación que conlleva. Mucha más rentabilidad que la banca comercial, pero también mucho más riesgo.
En España el fiasco de las Cajas de Ahorros empezó a tramarse cuando se permitió su salida fuera de su regiones de origen (liberalización) e intentaron competir con la banca de inversión. Ese fue el origen de la crisis bancaria española, en mi opinión.
Como yo digo: “zapatero a tus zapatos”, que significa que “cada uno de ocupe de lo suyo”, si las cajas de Ahorro (que estaban circunscritas a una región) no se hubieran empeñado en competir con la banca de inversión, nada de esto hubiera sucedido. Existen algunas Cajas que no entraron en ese juego, y todavía subsisten, ahora bien son muy escasas, apenas dos.
El artículo que cito al principio, trae a colación la recuperación de la Ley -Banking Act- de 1933, denominada Ley Glass-Steagall en EE.UU. Ésta ley produjo la estricta separación -funcional y societaria- entre banca comercial y banca de inversión. Pero en EE.UU. está Ley, muy lógica por otro lado, fue derogada a través de la Ley Gramm-Leach-Bliley en los tiempos de Clinton.
Hoy en día, hay voces en Wall Street que claman por su recuperación, puesto que hay quien entiende (y yo me encuentro entre ellos) que la protección pública a la banca debe establecerse estrictamente a la banca comercial y no a la banca de inversión. El que quiera arriesgarse más allá de lo que es estrictamente el negocio de la banca comercial, allá él.
La protección pública no debe abarcar también a la banca de inversión especulativa, porqué si se hace eso, estamos protegiendo un negocio arriesgado con la finalidad de que unos pocos se lucren, el peligro de esto es que muchos nos veamos afectados, (véase las participaciones preferentes), y lo que es peor, se desestabilice el sistema financiero de un país.
Es altamente esclarecedora y pude ser aplicada al problema que ha sucedido en España con las Cajas de Ahorro.
Que tome buena nota el Gobierno Rajoy.
Un saludo para todos y Feliz Año.
Gregorio Labatut Serer

,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.