Buscar este blog

viernes, 15 de abril de 2011

La valoración de empresas cobra especial importancia en el caso de las Cajas de Ahorro.


Efectivamente, podemos leer en Cincodias.com, que “La recapitalización del sector financiero. La difícil tarea del FROB en la valoración de las entidades”.


Esta noticia comenta que empieza para el FROB la difícil tarea de valorar a las entidades financieras a las cuales va a intervenir. Por ejemplo la CAM. Sucede que para intervenir en estas sociedades aportando financiación propia tiene que adquirir parte de las mismas, para lo cual resulta imprescindible valorar estas empresas.

Tarea difícil en los momentos actuales ante las incertidumbres que se ciernen sobre la economía en su conjunto y sobre el sistema financiero en particular.

Por mi parte, que ya tengo alguna experiencia en estos temas, soy consciente de la dificultad añadida que tiene la valoración de empresas en los momentos de incertidumbre futura actual, y si a esto añadimos la incertidumbre en cuanto al riesgo de las entidades, la cuestión se complica en demasía.

El FROB consciente de ello, “..ha iniciado un proceso para seleccionar asesores independientes que le ayuden a valorar las entidades de crédito en las que suscriba acciones. Los candidatos tienen hasta el lunes para presentar sus propuestas. Un informe extenso en el que deberán explicar los diferentes métodos existentes, su mayor o menor idoneidad y la metodología más adecuada para determinar el precio con más fiabilidad. El FROB seleccionará a diez asesores a los que irá llamando para cada caso, dependiendo de los activos totales de cada entidad.”

Para que el amable lector pueda hacerse una idea genérica sobre el tema, podemos realizando algunas precisiones sobre el enfoque de la valoración de empresas:

1. El valor no es único, es una apreciación subjetiva que en el caso de valoración de empresas se intenta objetivizar lo máximo posible.

2. El valor se refiere a un momento dado del tiempo, no sirve para siempre, sino solamente para el momento que se ofrece.

3. Para determinar el valor hay que realizar una serie de hipótesis sobre el comportamiento futuro de la empresa y la economía en su conjunto, por lo cual depende de las hipótesis realizadas.

4. Finalmente, indicar que existen tres posibilidades para valorar una empresa, que resumimos en las siguientes:

a. Determinación del valor en función del balance y del inventario. Esta valoración se denomina patrimonial o analítica. Se basa en que la empresa es un conjunto de elementos individuales que poseen un valor, y en consecuencia el valor de la empresa es la suma de todos ellos, incluidos los intangibles. Evidentemente, se basa en el balance y en el inventario

b. Determinación del valor en función de los rendimientos futuros a obtener por parte de la empresa. Se trata de determinar un valor de rendimiento, entendiendo a la empresa como ente independiente y cuya finalidad es obtener unos flujos futuros de renta. El problema es la determinación de las rentas futuras y de la tasa de descuento que hay que aplicar, ya que las rentas se obtienen en momentos futuros y hay que actualizar su valor al momento presente. Se basa en el flujo de rentas a obtener en el futuro. Normalmente se toma el flujo futuro de tesorería estimado, esto es el “cash flow futuro para la empresa”.

c. Valoración por comparación con los precios de otros productos parecidos en el mercado. Se confunde valor y precio y el valor de una empresa depende del precio que en el mercado se estén vendiendo empresas parecidas. Se denomina método comparativo o por múltiplos y se trata de saber cuál es el precio de una empresa comparable que cotice o se haya trasmitido en los últimos tiempos. Es lo que yo denomino “precio/metro cuadrado” para determinar la valoración de los inmuebles, se compara el precio con una variable que, en este caso, es el metro cuadrado, pero podría ser cualquier otra representativa de la empresa, como el beneficio, o el EBITDA. Si tomamos el precio/Beneficio nos encontramos con el ratio PER (Priece Earning Ratio) y significa lo que el mercado está pagando por un euro de beneficio de la empresa. Obviamente, la dificultad estriba en encontrar una empresa o algunas comparables con la que queramos valorar. Es un método sencillo y normalmente acompaña a otros para valorar la empresa.

Veamos un ejemplo sencillo y que vamos a simplificar al máximo por razones obvias. Supongamos que una empresa, posee los siguientes elementos valorados a valor de mercado:

 Inmovilizado material: 50.000 euros.

 Inmovilizado inmaterial: 10.000 euros.

 Existencias: 40.000 euros.

 Deudores: 60.000 euros.

 Disponible: 10.000 euros.

 Obligaciones de pago a corto plazo: 30.000 euros.

 Obligaciones de pago a largo plazo: 40.000 euros.

Se prevé que durante los próximos años se van a obtener unos rendimientos de 15.000 euros anuales que se estiman constantes de forma indefinida. La tasa de descuento se calcula en un 10 %.

Se sabe, que en el mercado el ratio PER para empresas parecidas era de 9.

Determinar el valor de la empresa:

Valor patrimonial o analítico: Activo – Pasivo = 50.000 + 10.000 + 40.000 + 60.000 + 10.000 – 30.000 – 40.000 = 100.000 euros.

Valor de rendimiento: Suponiendo que el rendimiento a obtener en el futuro sea de 15.000 y sea constante de forma indefinida, el valor actual de esa renta constante se determina dividiendo 15.000 por la tasa de descuento, esto es: 15.000/0,10 = 150.000 euros. La tasa de descuento debe incluir el riesgo de la empresa.

Valor comparativo o por múltiplos: Se trata de multiplicar el PER de empresas comparables por el beneficio estimado de la empresa, esto es: 9 x 15.000 = 135.000 euros.

Bueno, no quiero cansar al amable lector, solamente poner de manifiesto que la valoración de empresas es una tarea ardua y difícil y llena de incógnitas, sobre todo en los momentos actuales de incertidumbre.

Un saludo cordial para todos:

Gregorio Labatut Serer









,

2 comentarios:

  1. Ahora hay herramientas de valoración online de empresas que funcionan bastante bien. Yo acabo de hacer una valoración de mi empresa en http://empresas.ivaloraciones.com y da un valor bastante acertado.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana. Muchas gracias por tu intervención.
    Lo sé hay páginas web como la que tú indicas que te valoran la empresa sin verla. VAmos que no necesitan nada más que datos historicos sobre la empresa, pero hay que saber que para valorar una empresa correctamente no hacen falta solamente datos historicos, sino otros datos sobre posibilidades de futuro, conocimiento de la empresa profundo, y del sector, saber su fortalezas y debilidades, saber cuales son sus posibilidades reales de crecimiento, y para eso hace falta algo más que datos historicos.
    Vamos, que no nunca, nunca valoaria una empresa sin verla, y sin tener un conocimiento profundo de ella a base de entrevistas con los propietarios y con los responsabiles de la dirección de la empresa.
    De todas formas, gracias por tu participación. Recibe un cordial saludo
    Gregorio Labatut Serer

    ResponderEliminar

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.