Buscar este blog

martes, 4 de enero de 2011

Cuándo el valor deja de ser razonable, ¿Cómo absorberá la banca la caída del valor de los inmuebles?


Con la entrada en vigor del nuevo Plan General de Contabilidad (PGC) en 2007, todos aplaudimos la introducción del valor razonable como criterio de valoración para ciertos activos del balance.

Incluso, en aquellos momentos, nos pareció insuficiente la aplicación de este criterio de valoración, ya que únicamente se contemplaba en España para ciertos instrumentos financieros, y no se permitia su aplicación al inmovilizado ni a los inmuebles.
En aquella época, eran momentos dulces de la economía en el que los inmuebles incrementaban su valor cerca del 12 % e incluso más al año, se generaba inversión, empleo y crecimientos de los beneficios empresariales de forma considerables. "España iba bien"
Todos temíamos, en aquellos momentos, que todo este sobreprecio que el mercado asignaba a la vivienda, fuera una burbuja, y que no correspondiera con la realidad, por lo que se temía que se terminase de forma brusca en un gran frenazo que arrastrará a toda la economía.
Efectivamente, así sucedió, y el valor de mercado de los inmuebles dejó de ser razonable, apartándose de toda lógica económica,.
El problema lo tenemos ahora, cuando en los activos de las compañías, entre ellas las entidades financieras, que tienen inmuebles registrados a un valor, que en su momento fue el valor de adquisición (casi todos valorados al valor que se habían asignado las hipotecas) y que ahora no se sabe exactamente el valor que pueden tener.
Podemos leer en Expansión.com Inmobiliario un trabajo titulado:”La vivienda acumula una caída del 15%, que se agravará en 2011”,El sector inmobiliario sigue sumido en la incertidumbre. La paradoja: sobran estadísticas, falta precisión. ¿Cuánto cae realmente el precio de los pisos? Nadie lo sabe con exactitud. Los analistas coinciden en que no existen datos 100% fiables sobre el desplome del valor de los inmuebles residenciales”
Todo esto se traduce en pérdidas en los estados contables de las compañías, y fundamentalmente en las entidades financieras que deben ser registradas en la contabilidad, pero ¿Cuál es la pérdida real que tienen esos inmuebles?
José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra,  indica que: “Los precios de tasación bajan al ritmo al que las entidades financieras pueden asumir las pérdidas en sus balances. Son precios muy teledirigidos que seguirán ajustándose lentamente; es algo que llevará mucho tiempo. Yo los precios de tasación sólo los miro para ver el ritmo al que los balances de los bancos pueden digerir las pérdidas derivadas del sector”.
¿Es cierto esto?, ¿se esta ralentizando la caída del precio de los inmuebles con el fin de que las entidades financieras puedan digerirlo?.
Preocupante resulta también que el Banco de España obligará a cajas y bancos a provisionar el 30% del valor de tasación de los inmuebles procedentes de embargos o ejecuciones hipotecarias que no se hayan vendido en un año. Los supervisores temen que las carteras de pisos no estén valoradas correctamente, y proponen un ajuste paulatino.
Todo esto coincide con las previsiones de la consultora RR de Acuña y Asociados, en la que indica que queda aun pendiente un 20% adicional de caída de precios.
Si a todo esto unimos la previsión de Standard & Poor´s,que recuerda que, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios nominales de la vivienda han caído un 10% desde el máximo de marzo de 2008, que alcanzaría prácticamente el 15% en términos reales. Afirma que "ante la debilidad de las perspectivas económicas y el aparente problema de exceso de oferta de nuevas viviendas se espera un descenso medio de los precios del 30% desde máximos hasta 2012, con el mayor sufrimiento en las zonas costeras", tenemos todos los ingredientes para el cataclismo.
¿podrá asumir la banca todas estas pérdidas de la cartera de inmuebles que poseen?.
Esperemos que sí, por el bien de todos.

Un saludo cordial.

Gregorio Labatut Serer,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADEIT OFRECE FINANCIACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE POSTGRADOS.


La disponibilidad económica no debe ser un obstáculo para acceder a la formación de postgrado. Con este objetivo, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades bancarias para facilitar la realización de másteres y diplomas propios de la Universitat y que son gestionados desde ADEIT.